Tag-Archivo para » fertilidad asistida «

FERTILIDAD ASISTIDA

FERTILIDAD ASISTIDA
Lo caro no siempre es efectivo

La combinación de dos técnicas sencillas y baratas de fertilidad asistida es mucho más eficiente a la hora de lograr embarazos que el uso de una sola, complicada y cara, revelaron expertos de la Universidad de Alabama, Estados Unidos. “Proponemos que se use la estimulación oválica y la inseminación artificial, técnicas que suman unos 400 dólares- en lugar de la fertilización in vitro, que cuesta hasta 10 mil”, dijo el Dr. Michael Steinkamp, líder del equipo de investigación.
Parece que los métodos combinados logran un 33 por ciento de éxito en la concepción, mientras que la fertilización in vitro llega al 40 por ciento. La diferencia, en opinión de los investigadores, no justifica el gasto que deben hacer las parejas.

Tecnicas de Reproduccion asistida

tecnicas de reproduccion asistida

Es cierto que el desarrollo y el crecimiento de la biología molecular van más allá que las técnicas de procreación asistida, pero… ¿no tendrá que ver tanto esfuerzo, con la grave situación demográfica, que afecta a los países europeos? Si se estudian en paralelo fecundación asistida y adopción internacional, probablemente se ve que son fenómenos que se presentan en el mundo en forma simultánea, hay algo que hace a nuestra supervivencia, a nuestra proyección futura como humanos. Ya Cicerón sostenía: “La necesidad de perdurar”. Esa necesidad de perdurar es lo que ahora vamos a ver si se recepta y cómo influye en estas instituciones. Pensando en procreación y adopción, el derecho a procrear naturalmente, el derecho a procrear con estas técnicas, aparece un primer interrogante: ¿hay un “derecho al niño”?
Nadie puede negar que hay un derecho a procrear. Lo contrario nos parecería impensable —no tengo que recurrir a la Constitución del ’94 ni a los 11 pactos de Derechos Humanos para decir “Todo ser humano tiene derecho a procrear”—; es algo tan natural que parecería absurdo su rechazo. Si buscamos dogmáticamente en las leyes, se puede sostener: Si la Constitución reconoce el derecho a constituir una familia, si la Convención de los Derechos del Niño permanentemente habla de la función de la paternidad, de los derechos y deberes de los progenitores respecto de sus hijos, del derecho a la salud del niño, del derecho a permanecer en la familia de origen, ¿está implícito el derecho a la procreación? Del mismo modo, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, en su artículo 12, manifiesta que: “… se adoptarán todas las medidas apropiadas… a fin de asegurar… el acceso a servicios de atención médica, inclusive los que se refieren a la planificación de la familia”.

Fertilidad asistida

fertilidad asistida

Fertilidad asistida y adopción

Nos limitaremos a plantear ciertas correspondencias entre estas dos líneas de filiación, relacionando el tema que venimos profundizando con el que constituye el núcleo de estas Jornadas.
Si, tal como lo postuló P. Aulagnier, el Yo es un aprendiz de historiador, podemos suponer que en el rastreo de sus raíces, ambos: adoptivos y productos de NTR, quedan parasitados por el origen, el cual puede convertirse en “arena en los ojos” (Gaspari, R. y otros) con el riesgo de que todo el investimiento psíquico de estos sujetos y su relación con el mundo pase por develar ese adjetivo (hijo adoptivo, hijo de la ciencia) que sustantiviza su origen: soy un adoptado, soy un embrión congelado, soy un clonado. ¿Será ésa la inscripción cultural que el contrato narcisista les adjudica y de la cual no podrán sustraerse? O, por el contrario, ¿puede el imaginario social albergar estas nuevas formas de filiación, en especial los hijos de la ciencia, sin ejercer discriminación?

Fertilidad asistida

fertilidad asistida

El desafío que nos plantea la fertilidad asistida es construir recursos para pensar lo impensable, lo inédito, aquello que no tiene precedentes en la historia porque no se asemeja a nada que haya existido.
Según su definición, las NTR1 tienen como finalidad colaborar o reemplazar los pasos naturales del proceso de reproducción. El significante reemplazar, como atractor caótico, nos lanza fuera del lugar de origen: la escena primaria. Así, la sexualidad, el circuito generacional y el cuerpo de la madre, se transforman en líneas de fuga (Deleuze) del paradigma clásico. En el contexto de fin de milenio, del cual no queremos transmitir una visión apocalíptica, la alianza entre el mundo fantasmático y la tecnociencia emparenta la fertilidad asistida con la diversidad de géneros. A los tradicionales femenino y masculino se agrega el acercamiento al género único —transexual—y la resignificación cultural de la homosexualidad y el travestismo que abandonan la clandestinidad y emergen como otras legalidades. Esto conlleva a múltiples configuraciones de la familia actual coexistentes con los criterios conservadores que se trasuntan en la denominación “lo familia” (Eva Giberti). Asistimos entonces al pasaje del mundo binario de la modernidad al universo fragmentado de la llamada posmodernidad.
Como las NTR son una realidad en sí, cabría interrogarse por el lugar del analista y la ideología en estos tratamientos y la influencia que tienen en la mente del médico y sus pacientes. También nos preguntamos si los terapeutas pueden seguir el ritmo acelerado del avance tecnológico o bien si se abre una grieta insalvable entre la tecnología y la psicoterapia. Además, la somatización del tema (somatización inducida, según Tort) parece generar una brecha para el psicólogo, que queda fuera de la escena médica.