Tag-Archivo para » adopcion de niños «

Niños adopcion

niños adopcion

Hace dos años, para empezar con los casos, llama una madre de Apóstoles, Misiones, pidiendo la intervención del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos para recuperar a un hijo. Esta madre había parido su bebé y a los cuatro días su patrona le dijo: “Pero, Marina, no tenes casa, ¿cómo vas a criar un bebé si no tenes casa?, ¿dónde lo vas a alojar, dónde lo vas a tener?” Y entonces le aconsejó: “Primero resolvé tu problema de vivienda y mientras tanto lo dejas aquí en casa”. Y la mujer lo dejó en casa. A los pocos días vino a la casa de la patrona una asistente social que la envolvió muy sutilmente y le hizo firmar un papel. El papel era su renuncia a la patria potestad, el abandono de su hijo, la entrega de su hijo a la jurisdicción judicial para la adopción. Cuando parió, la patrona le dijo que se fuera y buscara una casa porque no podía tener a ella y a la criatura en su casa. Mientras tanto se comprometía a guardar a la criatura, que quedó en guarda de la patrona. Pasó todo esto en el brevísimo plazo de cuatro días. A los cuatro días de haber nacido el niño ya estaba dado en ese período do prueba, que la administración judicial cuida muy prolijamente que se cumpla. Pero todo esto se fundó en mentiras.

Adopciones

adopciones

Hablar de adopción es también saber que el estándar jurídico del interés superior del niño es la primera y suprema norma de rango constitucional y que el criterio jurídico debe garantizarla en un todo. Nadie da lo que no tiene y sólo damos lo que nos fue dado, y el advenimiento de un hijo potencia lo mejor o lo peor, según fuere. Sólo así a partir de estas premisas, la adopción será el encuentro de dos necesidades, la humana y humanista compensación de las faltas con el acogimiento de todos al ahijamiento de ese sujeto de derechos y de deseo.

Adoptar niño

adoptar niño

La búsqueda de sentido sobre los orígenes no puede quedar reducida a la información. La información, como relato, requiere de un intérprete, sujeto del inconciente, que en su singularidad semanti/.a dicho relato. El decirlo todo hace eco en una ilusión de transparencia, de no-opacidad que elude el conflicto y se patentiza en estas situaciones.
Nos preguntamos: ¿cuál es la fantasía que se esconde detrás de decirlo todo?, ¿se agotarían los enigmas?, ¿mayor nivel de información conlleva mayor salud? Cabe aclarar que “el saber todo” también puede conducir a dañar la función. A inhibir el deseo de saber, la curiosidad. Pensamos que tras el fantasma de la información, entendida como decir todo, se esconde un ideal totalizante, un modelo.
Queremos resituar como legítimo el saber que cada ser humano tiene sobre sus orígenes: como tal le pertenece, es un derecho ineludible. Pero al mismo tiempo queremos complejizar dicha problemática.

Adopciones

adopciones

Si ensayamos una analogía por extensión con las circunstancias que deciden las adopciones “por las dudas”, encontrarenos que el hijo “verdadero”, aquel cuyo nacimiento creaba a sus padres, el hijo valioso, se recorta como el desconocido (como el dios salvador de Simón el Mago), cuyo lugar es usurpado por otro hijo que no es auténtico, el adoptivo. En los hechos el adoptivo no usurpa, pero los fantasmas inconcientes aportan otra versión acerca de la autenticidad de su filiación no consanguínea.

Adopcion de niños

Adopcion de niños

Inscribirse en los lugares institucionalmente previstos para solicitar la adopción al mismo tiempo que se practica la fertilización asistida indica una diferencia sustantiva entre los futuros adoptantes. Suponemos que quienes deciden adoptar, convencidos de la imposibilidad de una fecundación y sin recurrir a alguna técnica de inseminación artificial, guardan en secreto la esperanza de algún milagro, pero no avanzan en la búsqueda de ese milagro mediante la técnica.

Adoptado

Adoptado

La lucha por el reconocimiento propia de la adolescencia queda sobredeterminada en los hijos adoptados.
La lucha por el reconocimiento propia de la adolescencia, sobredeterminada en los hijos adoptados, adquiere un nuevo refuerzo y potenciación en los ya hoy adolescentes, a dos décadas del proceso militar de nuestro país.

Adopción

Adopción

La mayoría de ellas surgen y se fundamentan en recortes parcializados de un fenómeno que es, por definición, extremadamente complejo.
Al ser ésta una situación tan nueva, casi no existe reflexión crítica sobre la misma. Tal vez la dificultad de no tener una distancia temporal “suficiente” para abordar la complejidad del tema, se convierta en obstáculo epistemológico para la aprehensión del fenómeno.
Vivimos en lo que podríamos denominar “sociedades de continuo presente”; “sociedades en directo”, sin historia y sin futuro.