Archivo para la Categoría » esterilidad «

Infertilidad

El abordaje de la pareja estéril es un desafío profesional que debe involucrar necesariamente a un equipo interdisciplinario, sólo así se podrá dar respuesta a la complejidad de la situación. La existencia de un equipo múltiple no resulta beneficioso sólo para los pacientes, sino que brinda también a los profesionales la contención necesaria para llevar adelante su labor de la manera más adecuada.
En síntesis, en lo que atañe al rol del médico, éste debe:
• Proveer los elementos necesarios para la toma de decisiones.
• Respetar la decisión de la pareja sin adueñarse de ella desde el lugar del poder científico.
Y a partir de esto, cabe preguntarse: ¿puede el profesional establecer el límite de basta dónde debe llegar la pareja en su deseo de lograr un hijo?
Hoy en día, los profesionales médicos estamos deslumhrados por las posibilidades que nos brinda la tecnología, con el agravante y el nesgo de que nos inunda de poder. Renunciar a él no es tarea fácil, es por ello que se hace necesario el tan reclamado y discutido “marco regulatorio” para enmarcar adecuadamente el accionar médico.

Factores que impiden la fecundacion

Resulta importante explicitar la incidencia de los factores de esterilidad: el factor coital tiene una incidencia de un 3%, el factor masculino un 40%, el cervical-infeccíoso un 29%, el uterino un 10%, el tubo-peritoneal un 33%, el ovárico-endócrino un 40,5% y también es necesario aclarar que en el 67% de los casos existe mas de un (actor de esterilidad (Hospital Rivadavia, Sección Reproducción). Asimismo, la Organización Mundial de la Salud estima que el porcentaje de parejas estériles es de un 10 a un 15%.
Estos datos estadísticos sirven para hacerle comprender a la pareja que su situación no es única ni excepcional. También hay que hacer hincapié en el cronograma y el tiempo que insume la realización do los estudios (no menos de dos meses, ni mucho más de tres), ya que la enorme carga de ansiedad (pie se verifica en la consulta hace que los plazos de los pacientes no coincidan con los científicos. Brindar respuestas claras con respecto al tiempo necesario puede tranquilizar a quienes llegan las mas de las voces con información parcial o distorsionada.

Factores de esterilidad

Para entablar una adecuada relación médico-paciente resulta conveniente establecer un contrato en el que el profesional se compromete a informar en detalle a la pareja sobre los distintos pasos que habrán de seguir para lograr su propósito. En primer lugar, habrá que aclarar en qué consiste el proceso de reproducción para luego, sobre esta base, poder explicar cuáles son los factores que pueden estar impidiendo el embarazo y cuáles son, en función de ellos, los estudios que deberán realizarse, así como también los tiempos que éstos habrán de insumir.
Es imprescindible que los pacientes conozcan los factores de esterilidad y los porcentajes en que éstos se presentan, de manera tal que puedan entender mejor lo que pasa con su cuerpo y la necesidad de someterse a los estudios requeridos. Muchas veces llegan a la consulta parejas con una nutrida carpeta de estudios, pero ignoran su propósito específico y también su significado.

Esteril

esteril

A partir de la aplicación masiva de las NTR, la consulta se somatizó y tecnificó. Actualmente los psicotera-peutas escuchamos a estos pacientes en el marco de otras problemáticas: por depresiones, crisis matrimoniales (a veces relacionadas con haber pasado por esta experiencia), o padres adoptantes que se preguntan acerca de la posibilidad —ahora reabierta— de tener un hijo biológico.
Como dijimos en un trabajo anterior: “Los terapeutas nos vemos ante la encrucijada de una doble trampa: por un lado la tendencia a asociarnos rápidamente a las propuestas que abren la vía y la posibilidad de un deseo, sin preguntarnos de qué deseo se trata. Por el otro, colocarnos como nuevos inquisidores en un rehusamiento apriorístico de los aportes de la ciencia, considerándolos malignos per se. Es frecuente que ante los planteos que manifiestan fantasías o proyectos de fertilización asistida, se desestime en la mente del analista la pregunta “¿por qué no adoptan?”.
También suele ocurrir que la deuda con la cadena transgeneracional y la necesidad de aceptación generen en estas parejas-paciente un forzamiento que refleja más un deseo de pertenencia que de procreación.

Esterilidad

esterilidad

Lugar del terapeuta
La esterilidad ha constituido un problema humano en todas las épocas de la historia, pero a lo largo del tiempo ha variado el modo de considerarla: maldición o castigo divino, adjudicada sólo a la mujer hasta hace pocas décadas, los avances realizados en la investigación médica desmitificaron muchos conceptos. Así se descubrió, por ejemplo, el peso del factor masculino en la producción de un número de infertilidades y se llegó finalmente al abordaje de la esterilidad como un problema vincular.
El auge del psicoanálisis y la psicosomática aportó una comprensión de sus mecanismos inconscientes permitiendo intercambios fecundos entre ginecólogos y psi-coterapeutas en los equipos interdisciplinarios. Esta visión, que caracterizó el panorama en las décadas del ’70 y a principios de los ’80, ha variado de manera importante.