Archivo para la Categoría » desarrollo infancia «

Estimular la inteligencia del niño

La mejor inteligencia.

Nos alegra acompañar tus necesidades con los temas que tratamos. A veces, la magia existe. Con respecto a las muchas inquietudes y preguntas que nos haces, no hay muchas respuestas pero si muchas reflexiones.
Pareciera que, en general, los chicos “vienen” mas despiertos, con etapas que se adelantan y que, sobre todo, tienen que ver con el desarrollo sensorio motor. Son por lo general mas tónicos en su musculatura, lo que los lleva a hacer cosas que eran impensadas anos atrás.
Esto, como consecuencia, genera un desarrollo intelectual distinto; los chicos son mas “vivos”, “despiertos”. “pícaros”. Podríamos decir que la especie humana tiene un desarrollo mas acelerado (lo que no quiere decir que el de la ne-na de ustedes no sea particularmente avanzado). Sera cuestión de conversar con el pediatra para saber cual es su opinión. La estimulacion fundamental son las caricias, las palabras, los gestos que aseguren soltura y confianza.
Te dejo una pregunta. ¿No sera un buen desarrollo afectivo el mejor estimulo para la inteligencia?

¿Desnudos delante de los hijos?

¿Desnudos delante de los hijos?
La liberalizacion de las costumbres y el entasis en abordar con naturalidad lo relacionado con el sexo hace que algunos padres interpretan que no existe inconveniente en andar semidesnudos por la casa, y que asi los chicos creceran con una mentalidad sana y sin prejucios. ¿Estoy en lo cierto?
Con los mas chiquitos pueden surgir preguntas y comentarios que son parte de la prime ra education sexual. Si en estas etapas tempranas se les habla tranquila y respetuosamente sobre el cuerpo, desarrollaran desde el principio un sentimiento comun mas afinado sobre estos temas y sera menos violento abordar cuestiones serias de educacion sexual en los años futuros.
Cuando crecen un poco mis, nuestra actitud debe seguir siendo natural, sin escandalizarnos si alguna vez nos sorprenden vistiendonos a en el baño, pero al mismo tiempo hay que evitar un exhibicionismo fuera de iugar y explicar-les que en nuestra sociedad uno no puede mostrarse des-nudo en cualquier sitio ni ante cualquiera. Es el momento de enseñarles a respetar las puertas cerradas y a llamar
antes de entrar (lo aprenderan mejor si nosotros actuamos igual con ellos). Haremos bien en ser discretos con nuestro cuerpo ante nuestros hijos. Un adulto que se pasea desnudo por la casa puede resultar incomodo y agobiante para un chico.
A los cinco o seis anos, como reflejo de nuestra education y de las costumbres sociales del entorno, los chicos desarrollan el sentido del pudor. Quizas empiece a resultarles incomodo, vernos a medio vestir o que los veamos a ellos. Es una evolution normal que se adecua a la conveniencia social y que debemos respetar.

Niños bajitos

¿Será también bajito cuando sea mayor?
La administración prolongada de hormonas de crecimiento en niños de altura muy inferior a la media -lo que los médicos denominan estatura baja idiopática puede incrementar su estatura en varios centímetros. A esta conclusión ha llegado un grupo de especialistas de la Universidad de Stanford después de realizar un estudio entre 121 niños que sufrían este problema. La media de crecimiento de los menores tratados con respecto a los que no lo fueron ascendió a 9,2 cm en el caso de los niños y de 5,7 en el de las niñas.

Habitos de los niños

HÁBITOS Y SEGURIDAD.
Hay una creencia muy extendida acerca de que los hábitos generan seguridad en el niño. Nos gustaría hacer unos cuantos matices al respecto. En realidad, a menudo damos una importancia excesiva al hábito en sí. Esto no significa que no sea necesaria la organización familiar. Una cosa es organizar la vida de la familia, teniendo en cuenta que el niño es una parte muy importante de ésta -posiblemente la más importante-, y otra muy distinta es basar el cuidado del niño en una serie de pautas sistemáticas que lo único que comportan es una rigidez excesiva. Además, este abuso de severidad no tiene suficientemente en cuenta las necesidades emocionales del niño según las circunstancias del momento. El niño, mucho antes de confiar en sí mismo, confía en sus padres. Por tanto, lo que le generará felicidad y tranquilidad es notar y saber que es querido e importante para ellos, y que van a hacer siempre lo que es mejor para él. Le hace feliz sentirse “en buenas manos”, aunque a veces y por diversas circunstancias “esas manos” tengan que cambiar sus hábitos y rutinas. Los padres organizan, durante los primeros años, la vida de su hijo. Y es muy importante que tengan en su espacio mental al niño como prioridad. Esa sensación de estar en la mente de sus padres es lo que realmente genera seguridad y confianza en él.
HÁBITOS Y CIRCUNSTANCIAS.
Otro aspecto relevante es intentar adaptar los hábitos a las circunstancias del momento. Hoy en día, la mayoría de padres tienen obligaciones profesionales con unos horarios muy extensivos que dificultan los momentos de diversión con
los hijos. Las prisas del día a día hacen que se mecanicen los cuidados del niño y que el baño, la comida o los juegos sean controlados excesivamente por el reloj. Para nuestro hijo es bueno saber que, si un día tenemos tiempo libre, y que el paseo, el parque o el zoo van a tener prioridad respecto al baño de las ocho o a que se vaya a dormir auna hora exacta. Es fun-damentel aprovechar las oportunidades que en un momento dado podemos tener para compartir nuestro tiempo y hacer juntos alguna actividad que le haga especial ilusión, sin dejar que la rigidez de los hábitos se imponga a la felicidad del momento. Intenta dar prioridad a su felicidad antes que a la momentánea tranquilidad que puede darnos la rutina diaria. Verás lo feliz que es. Y lo feliz que eres viéndolo feliz.

Cuando un niño es infeliz

ACEPTAR LAS LIMITACIONES:
Son varios los motivos por los que un niño puede sentirse frustrado y, por lo tanto, ser momentáneamente infeliz. Esta infelicidad, en realidad, no tiene nada que ver con sus padres, sino con la constatación de sus propias limitaciones. Cuando el mayor ya no lleva ruedas auxiliares en la bici y el pequeño pide que se las quitemos, el hecho de no hacerlo lo frustrará y lo hará infeliz. Nosotros no somos los causantes de esta infelicidad, sino su falta de habilidad, en este caso, por el grado de inmadurez psicomo-tora propio de su edad.

La felicidad en los niños

A veces, los niños se muestran “infelices”. Para evitarlo, es importante ayudarles a aceptar sus limitaciones y a superar su frustración y, sobre todo, hacerles saber lo mucho que nos gustan y les queremos.

La felicidad y la buena evolución psicológica de un niño están directamente relacionadas con el amor que sus padres sienten por él. Y una de las cosas que hace más feliz a un niño es gustar a sus padres: tener el sentimiento no sólo de que le quieren tal y como es, sino de que, además, se sienten orgullosos de él. Realmente es sorprendente lo poco ambiciosos que son los niños. Si somos observadores, veremos lo feliz que es un niño cuando enseña a sus padres el álbum del colegio, sobre todo si ellos lo miran con atención y valoran lo que ha hecho. O lo contento que está cuando gana el partido de fútbol el día que sus padres lo han ido a ver, o le valoran lo bien que ha bailado en el festival de danza. Esto nos lleva a la conclusión de que una de las mayores fuentes de infelicidad de un niño es que sus padres lo comparen con otro niño, sea un hermano, un amigo etc, haciéndole sentir que él está en inferioridad de condiciones. Los padres abusamos de algunas frases del estilo de “¿por qué no intentas parecerte a tu hermano, tan educado, estudioso o cariñoso?” o “fíjate qué notas saca fulanito y tú siempre sacas un…” Con estos comentarios, en lugar de motivar a los niños para que se esfuercen en alcanzar las cualidades que los padres tanto valoran, lo único que consiguen es hacerlos infelices, con una gran sensación de incapacidad y la consiguiente baja autoestima y falta de confianza en sí mismos. Nuestros hijo quieren gustarnosy nos dan muchas pruebas de este deseo a lo largo de su vida. Si no, ¿cómo entendemos que, en plena etapa de la adolescencia, cuando tienen más necesidad de diferenciarse de los padres para sentirse mas autónomos, capaces y maduros, nos pregunten cómo les queda la ropa que llevan puesta? Desde pequeños necesitan gustarnos para gustarse a sí mismos, igual que necesitan que los queramos para poder quererse ellos.

El profesor de educación física de los niños

EL PERFIL DE UN BUEN PROFESOR
El profesor de educación física tiene que   ser un poco padre y un poco amigo para
comprender todo lo que les pasa a los chicos, tanto en el deporte como en la vida personal. “A veces, los chicos le piden al profesor que les de una mono con una materia del colegio o un consejo porque tuvieron una pelea con su novia. El entrenador se tiene que hacer al grupo y el grupo a el y siempre es preferible que el adulto baje a la altura de los chicos y comparta las cosas que a ellos les pasa y no que se ponga en “estrella” y trate de mirar a los deportistas desde la distancia, porque la relación y los resultados que se van a obtener nunca van a ser buenos,” asegura el instructor consultado.
El buen profesional del deporte transmite lo que es en cada clase o entrenamiento y eso se puede ver en actitudes como las siguientes.
• Llega todos los días temprano, incluso antes que los alumnos. Es el ultimo que se va de la practica.
• Trato cordial: con gritar o maltratar a un grupo de chicos no va a lograr mejores resultados, por el contrario, los puede empeorar.
• Alienta al alumno o atleta permanentemente, aunque las cosas salgan mal.
• Estudia a sus alumnos o equipo para darles lo mejor.
• No demuestra preferencias por 1 o 2 chicos -aunque internamente las tenga-.
• No debe tener pensamientos egoistas como “a este atleta lo forme yo y me voy con el hasta la gloria». El entrenador debe saber que su función llega hasta un punto y una vez que su alumno o entrenado paso cierto nivel, tiene que tener la humildad para recomen-darlo a otro profesor que este mas capacitado o especializado en el entrenamiento de ese deporte.

Deportes no recomendables para niños

LOS DEPORTES QUE NO DEBERIAN PRACTICAR:
En realidad, cuando se habla de que un deporte es mas o menos aconsejado para los chicos de menos de 12 o 13 anos, no significa que esa actividad “no sirva para nada”, sino que, a veces, es muy violenta o necesita mucha preparación para que los chicos la puedan practicar sin correr riesgos de lesiones. Claro que estos criterios también dependen mucho de la actitud con que el profesor entre-na a sus alumnos y la forma en que les inculca el cuidado que hay que tener al manejar la fuerza, para evitar lesiones de gravedad por un golpe mal dado. En general, los de-portes que los padres deberían evitar que sus hijos practiquen antes de que estén maduros son:
Rugby:
Si se lo toma como un juego lo pueden practicar, pero entrar en la competencia antes de los 12 años es una locura porque, a esa edad, los chicos se pueden descontrolar pues todavía no tienen una noción clara de lo que puede significar el peligro de dar un «mal golpe» o el uso desmedido de la fuerza.
Hockey:
Con este deporte sucede algo parecido que con el rugby en cuanto al uso desmedido de la fuerza. No hay que olvidar que un golpe mal dado con el palo de hockey puede llegar a provocar desde una fractura hasta una lesión cerebral. Este deporte no debería ser practicado por los chicos, por lo menos hasta los 13 o 14 anos.
Bicicross:
Es desaconsejable para los chicos de entre 7 y 11 anos, porque es suma-mente peligroso y pueden tener accidentes importantes.
Waterpolo:
Es uno de los deportes mas duros y exigentes que existe y no es recomendable que un chico lo empiece a practicar antes de los 13 o 14 años.

LOS CHICOS CON ALTO RENDIMIENTO

LOS CHICOS CON ALTO RENDIMIENTO:
La practica de un deporte puede ser encarado, a cualquier edad, como juego o como competencia. Hay personas que comienzan practicando desde pequeños una disciplina como juego y la mantienen asi durante toda sus vidas; pero, hay otras que lo empiezan como juego y luego se convierten en atletas de alto rendimiento. Las dos personas son deportistas y las dos pueden tener un nivel de atletas de alto rendimiento, solo que uno toma la practica como entretenimiento y el otro tiene muy en cuenta el resultado.
Se considera que cuando una persona entra en un ranking y busca un objetivo determinado, el depor-te deja de ser un juego para convertirse en un de-porte de alto rendimiento y de competencia, por-que debe cumplir ciertas etapas de entrenamiento con ciclos y periodos de trabajo, cantidad de horas de practica, cumplimiento de una dieta especial, etcetera.
Con respecto a la situacion de los chicos, los especialistas sostienen que lo mejor es que tengan si o si su etapa de juego y, de a poco, empiecen a introducirse en el deporte de alto rendimiento. Esta transicion debe ser muy lenta y jamas hay que entrenar a un chico menor de 12 anos con una rutina de complemento de pesas y exigencias que aun no esta maduro a afrontar, porque lo unico que se lo-grara es que se aburra y se pierda a un deportista en potencia. Lo ideal es que un chico no empiece el entrenamientos de alto rendimiento antes de los 12 o 13 anos, lo cual no significa que a los 7 no pueda competir. El tema es dirigirlo con precaucion y no exigirle mas de lo que su organismo puede dar porque, no hay que olvidarse, que todavia no se termino de desarrollar. Por lo tanto, el entrenamiento va a estar orientado al perfeccionamiento de la tecnica, es decir, al aprendizaje y, recien cuando logre entrar en un pre-equipo o equipo deportivo, se podra decir que el chico se esta perfilando como un future deportista.
En el entrenamiento de un deportista de alto rendimiento hay varios complementos que se deben empezar a incorporar de a poco:
1) Conciencia de entrenamiento: es lo primero que hay que lograr y el entrenador lo comprueba cuando dice “hay que hacer tal cosa” y el deportista responde: “bueno, empecemos”. Una vez que se tiene un individuo mentalmente preparado para en-trenar, ya se le puede empezar a agregar todos los ingredientes para lograr un buen deportista.
2) El trabajo de gimnasio o entrenamiento con pesas: se lo puede empezar a incorporar una vez que el chico esta practicamente desarrollado (13 a 14 años) y, hoy en dia, se considera que con este trabajo se logra entre el 30 y el 50 por ciento del resulta-do final del entrenamiento.
3) La dieta: es tan importante que si se compara a dos deportistas que tienen las mismas caracteristicas fisicas y trabajan con la misma intensidad, pero uno esta bien alimentado y el otro no, la diferencia en el resultado es inmensa. Por eso, la calidad de la alimentacion del deportista es preponderante para lograr un alto rendimiento.
4) El apoyo psicologico: no existe deportista –
tenga la edad que tenga- que no necesite apoyo psicologico para soportar la presion que tiene. El respaldo que necesita un chico es, en orden de importancia, el proveniente de la familia, del entrenador y de los dirigentes del club al que pertenece. Es mas, todo equipo juvenil importante a nivel deportivo tiene que tener un gabinete psicologico, porque los chicos de entre 14 y 17 afios pasan por una etapa de muchos cambios en las que el deporte no se mantiene al margen.
El factor psicologico es tan importante en un deportista que muchos entrenadores sostienen que un atleta es “99 por ciento psicologico y 1 por ciento entrenamiento”. Por eso, existen deportistas que en la practica diaria consiguen una performance extraordinaria y cuando llega el momento de la competencia fracasan, porque no pueden superar los nervios o el estres y, por el otro lado, estan los atletas que tienen mucho empuje y optimismo y que sin estar en su mejor nivel logran puestos que nadie se podia imaginar.
5) Control deportologico continuo: un chico que es deportista tiene que estar controlado por un medico especializado que lo conozca y lo siga tan-to en su desarrollo fisico como deportivo.

Rutina deportiva para los chicos

UNA RUTINA PARA LOS CHICOS.
Como ya se dijo, los deportes mas recomendados para que los chicos den sus primeros pasos en la actividad fisica son el atletismo y la natacion.
La razon no es arbitraria, sino que responde a una logica: estas dos actividades son la base y las madres de todos los deportes y las unicas disciplinas que le pueden dar a una persona una buena formacion fisica de base. Por eso, cuando un chico las aprende bien, esta incorporando una serie de tecnicas complejas que son el pilar de cualquier deporte que quiera practicar en el futuro.
Una vez que el niño paso la etapa de globalizacion, se recomienda que se empiece a relacionar con los deportes. Para ello se debe seguir el siguiente orden:
1) Comenzar por los deportes en los que los chicos se manejan solo con su propio cuerpo y no necesitan utili-zar medios para practicarlos (pelotas, palos, etcetera).
2) Despues de unos meses se puede incorporar un deporte en el que se utilice un medio para practicarlo, como puede ser la pelota (por ejemplo, voley, basquetbol, etcetera).
3) Como ultimo paso se agrega un deporte en el que se utilice un medio (raqueta, palo de hockey, etcetera) que dependa de otro medio (pelota) para ser jugado. Los mejores ejemplos son el tenis, el hockey, el softball y el beisbol. La practica de estas actividades requieren que el chico tenga una coordinacion bastante desarrollada para manejar todos los elementos que estan en juego.
Como se puede ver, es innegable que el deporte es una actividad que acompaña al desarrollo de los niños desde muy pequeños, dandoles la posibilidad de conocer todas sus variantes y, al mismo tiempo, actuar como agente integrador dentro de un marco social en donde cada cual tiene una responsabilidad dentro del campo de juego, tanto si se trata de un deporte de conjunto o de uno individual. En el primer caso, el niño tendra un compromiso con sus compañeros y en el segundo, con si mismo. Esta diferencia que en principio parece tan obvia, en realidad esta dejando al descubierto la personalidad del niño. Esta comprobado que el que elige un deporte unitario tiene una personalidad muy “individualismo” y le cuesta mucho integrarse a un entrena-miento grupal porque siente que no encaja en el sistema. Lo que marca la gran diferencia entre un deporte individual y uno grupal es que en el primero todo depende de una persona: tanto si sale bien como si sale mal y lo que se busca en todos los casos es un resultado. En cambio, en el deporte grupal el primer objetivo es que el equipo funcione bien y despues que obtenga un buen resultado.