Archivo para la Categoría » Adoptantes «

¿Seré buena madre adoptiva?

¿Seré buena madre adoptiva?
Estoy intentando quedarme embarazada, pero el médico lo ve difícil, así que he Iniciado trámites éo adopción. Me han dicho que te hacen una entrevista para mostrar tu idoneidad como padre. ¿Cómo la preparo para pasarla con éxito?
No te tomes esa entrevista como si fuera un examen de oposición. Los profesionales que vas a encontrar en ella sólo pretenden conocer aspectos de vuestra vida que les puedan indicar que podéis ofrecer un marco adecuado para un futuro niño en adopción. Lo mejor será que os presentéis tal y como sois, considerando que os solicitarán información acerca de vuestra relación de pareja, lugar de residencia, estatus socioeconómico, ambiente familiar, motivos por los que queréis adoptar, qué ofrecéis al futuro hijo; es decir, nada que no sepáis de antemano. Lo que sí sería interesante es que tu marido y tú hablaseis antes sobre estos aspectos, para llevar una idea común a la misma.

El rol terapéutico de contención a los padres

El rol terapéutico de contención a los padres
La pediatra norteamericana Vera Fahlborg (1991) enfatiza la importancia de enfocar en la relación vincular de padres e hijos adoptivos para promover un mejor desarrollo en estos últimos. Como Stern (1989), piensa Fahlborg que el foco de la intervención terapéutica debe ser el niño y sus nuevos padres. Esto resulta a veces muy difícil de llevar a cabo. Muchas veces los terapeutas pareciera que queremos “apropiarnos” del hijo adoptivo y hasta competir con sus nuevos padres descalificándolos. Los padres adoptivos son muy sensibles a esto, y no debemos utilizarlo para patologizarlos. sino al contrario para prevenir sus sentimientos de inseguridad reafirmando la importancia de su rol. invistiéndolos de poder paterno. Hay un artículo norteamericano que enfoca en el rol iatrogénico de algunos terapeutas y trabajadores sociales que se apresuran a diagnosticar y a tratar como patológica una situación familiar que muchas veces está cargada por la patología importada que estos niños traen a sus familias.
En algunos casos los niños transfieren a sus nuevos padres el rol do perpet radores que sus padres biológicos u otros abusadores tuvieron hacia ellos en el país de origen. Esto puede causar situaciones difíciles en caso de que el padre sea acusado injustamente de haber abusado sexualmente a su hijo/a adoptivo/a. Hay otros casos, como el de “Gloria”, una niña adoptada a los nueve años luego de haber vivido en un hogar religioso con sistema carcelario de castigos desde los cinco años, que estaba convencida de que el hundiré que la adopto era en realidad el mismo que había matado a su madre y había tratado de violarla a ella en su país natal. Lamentablemente Gloria no logró establecer una relación positiva con su madre adoptiva, quien prácticamente la rechazó para siempre. Paradójicamente fue su padre adoptivo quien la apoyó y siguió manteniendo una relación familiar con ella luego de los dieciocho años: él a su vez, había sido un hijo entregado en adopción y había tenido una vida muy difícil.
Naturalmente también hay padres que tienen un efecto patológico sobre sus hijos. “Nina”, de trece años, fue acogida por una pareja de maestros que la apreciaban cuando su padre estaba decidido a dejarla en un hogar de niños. La niña había sido adoptada al año pero la relación con los padres, ya sobrecargados luego de la adopción de un chico enfermo, nunca había funcionado. La madre adoptiva había abandonado el hogar hacía varios años rechazando a esta hija y a los otros dos hermanos mayores. Ante la exigencia de ios padres adoptivos, con quienes no convivía, de pasar las vacaciones con ellos, me opuse. Ante Nina argumenté que los padres de verdad no se comportan como éstos, y que no debería exponerse a dos semanas durante las (niales la harían sentir tan mala y desagradable que sus problemas sociales y escolares se volverían peores.

La pareja y la adopcion

Estas consideraciones son fundamentales porque el trabajo médico no se agota en el diagnóstico causal, sino que además debe proveer todos los elementos necesarios para una toma de decisiones.
Habrá entonces que dar respuesta a todos los interrogantes de un modo concreto y además, observar en qué situación se halla la pareja en el momento de la consulta. La pareja estéril vive una crisis per se, las situaciones son diversas y complejas y no siempre el motivo de consulta manifiesto coincide con el latente, ya que muchas veces se acercan parejas que viven desde crisis evolutivas hasta crisis de disolución. Por todo ello es necesario tratar de elucidar cuál es el motivo real de la consulta. Establecer si se trata de una esterilidad primaria, secundaria o de una infertilidad (abortos riterativos), y si hay hijos anteriores de ambos o de uno de ellos.
Arribar a un diagnóstico de situación y de reconocimiento de la etiopatogenia de la esterilidad exige un cierto tiempo, que permita la realización de una serie de entrevistas y de estudios específicos.

Adoptantes

adoptantes

Uniones de hecho, matrimonios o mujeres solas
a) Previamente haremos una breve reflexión. Cabe pregurilarse a quién o quiénes va dirigida. Esta es una técnica que no es tan sencilla, es traumática, no es segura hasta ahora. Los datos que yo conocía eran aun más bajos que los que dieron hoy acá. Entonces, la primera pregunta es: ¿debe beneficiarse sólo a matrimonios o se puede autorizar también a parejas de hecho?, ¿puede una mujer sola ser fecundada si lo desea9 Si se observa la legislación comparada, veremos que aparecen dos grandes grupos de países. Por un lado Alemania. Austria. Noruega, con una legislación restringida. Inglaterra y España con una legislación más permisiva. Francia se encuentra en una zona intermedia.
En general, en los países de legislación más restrictiva no se permite la fecundación artificial si no es a matrimonios o parejas que provienen de una unión de hecho estable.
La ley del Senado que tiene media sanción autoriza el uso de estas técnicas a matrimonios y parejas estables. A los matrimonios y parejas de hecho les impone el requisito de la esterilidad y, para estas últimas, que no estén afectadas por los impedimentos matrimoniales que establece el Código Civil. Como acá la mayoría no son abogados les voy a aclarar. No se acepta cualquier unión de hecho. Se debe tener aptitud nupcial. Deben darse todos los requisitos para contraer matrimonio. O sea. la pareja es esa unión de hecho. No es la unión de hecho con quince años de convivencia, de comunidad de afectos, pero con impedimentos matrimoniales. Esta no va a poder ser beneficiaría de las técnicas de fertilización asistida si no reune esos requisitos. Puede preguntarse si el requisito de la esterilidad es correcto o no.
En este momento con los avances científicos existentes es preferible no desnaturalizar el derecho a procrear. Asi como no hay que desnaturalizar la institución de la adopción, creo que tampoco hay que desnaturalizar la fer-tilización asistida. No debe ser un medio para que mujeres fértiles eviten los nueve meses de embarazo, o se la utilice para propiciar la maternidad subrogada con fines ilícitos, por ejemplo, niños para ser luego entregados en adopción.

Adoptantes

adoptantes

Registro de adoptantes
La modalidad en que se trabaja varía:
- En el área social: visita domiciliaria, entrevistas y participación en el grupo.
- En el área psicológica: entrevista con el psicólogo forense para la inscripción y alguna consulta que se evalúe necesaria en el tiempo de espera.
- Las Asesoras de Menores tienen entrevistas con los postulantes en las primeros meses de su inscripción.
Como podrán ver, si bien el trabajo es compartido por varias áreas del Poder Judicial, el área de Servicio Social es la que tiene a su cargo todo el acompañamiento en el proceso, desde la inscripción hasta el momento de la entrega en guarda, y posterior acompañamiento durante el lapso de la guarda hasta la adopción definitiva.
Interesados en que el tema adopción no quede sólo en los actores intervinientes y en los límites de una institución, hemos participado y organizado actividades interinstitucionales y comunitarias:
- Investigación Nacional “Venta y tráfico de niños en Argentina” (1988) (Secretaría de Desarrollo Humano y Familia, Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación).
- Taller de Adopción en el Hospital Bariloche.
- “Grupos de Madres Solas” (1992-1995), coordinado conjuntamente con el Servicio Social del Hospital y de la Municipalidad de Bariloche.
- Encuentro Interinstitucional en El Bolsón (1995).
- “Jornadas sobre Adopción”: disertante Eva Giberti (1996).

Padres

padres

Pasan ante mi vividamente aquellos padres que eligieron serlo por su deseo en el marco de la legitimidad, no sólo de la legalidad, por decisión firme y confiada de las instituciones y en las instituciones, de los equipos de trabajo y defensa de la infancia y adolescencia que buscan denodadamente los mejores padres para los chicos, de los magistrados que ejercen la virtud de dar a cada uno lo suyo, a quienes nadie se atreve a presionar, adular o sobornar. También estos lugares de docencia, de investigación, de reflexión donde la humildad de los maestros se nutre de nuestras modestas y dilemáticas situaciones cotidianas, donde el desborde y la emergencia no siempre dan paso al pensamiento y al rigor intelectual que debiera ser prioridad para después hacer los actos. En este respeto a la dignidad de la infancia, en esta común unión de gente con hambre y sed de justicia, en la inclusión e integración del más débil y excluido funda la adopción su lección de vida que nos es también debida. En esta convivencia de tantos por este ser inapreciable está puesta nuestra alegría más profunda y los pilares de nuestras esperanzas, que no son tan utópicas. También en la adopción de los chicos estamos construyendo la República. Ojalá que asi sea.

Adoptante

adoptante

Creo que el seguimiento de las experiencias vividas hasta alcanzar el primer reconocimiento y confirmación como madre adoptante pone de manifiesto conflictos y dificultades específicas:
1. Marcas psicofísicas que resultan de los pasos obligatorios que le exige a un individuo el proceso de adopción y a errores que se cometen para evitar estas marcas.
2. La asunción de una maternidad compartida.
3. La condición de “inédito” por la falta de pautas que tiene el recorrido de esta maternidad.

Padres adoptivos

padres adoptivos

Por otra parte, estas novelas, según mi experiencia, tienden a embellecer el encuentro con el que será hijo adoptivo, propiciando idealizaciones respecto del origen del mismo: “Sabemos que nació muy sanito, de un parto normal y que su mamá era una mujer muy joven y sana”, por ejemplo. Expresiones que se reiteran en las consultas pero que, en boca de quienes provienen de historias penosas debido al fracaso de fertilizaciones asistidas adquieren otro sentido; impresionan como si los padres desearan garantizar un origen “sano” para este niño que ocupará el lugar de un hijo que no pudo ser biológicamente concebido debido a dificultades o patologías parentales, es decir, que constituían un origen deficitario y frustrado.

La pareja

la pareja

La pareja crea una escena semejante a la que describen los mitos del salvador postergado pero que por fin aparecerá para poner todo en orden. Sucederá de ese modo si la fertilización asistida que significa la búsqueda y el triunfo del hijo deseado resultara exitosa.

Adoptantes

adoptantes

La novela familiar que compaginan los adoptantes precisa de un salvador que resuelva la situación en que se encuentran. Lo novelesco se inserta en la calidad de mágicas que se otorga a las técnicas que se aplican en caso de fertilización asistida, o al modo de obtener una adopción, o a las características de la criatura adoptada. Tanto los trámites para adoptar cuanto la aparición de un niño o hijo cuentan con el aval parental que con frecuencia rodean a estas situaciones con comentarios que señalan el componente extraordinario o fuera de lo común que debieron atravesar para “conseguir” al niño.