La tortícolis muscular congénita

La tortícolis muscular congénita se debe a que el músculo esternocleidomastoideo, que es el que une el cráneo con la parte anterior del tronco, sufre una sustitución de las fibras de tejido muscular normal por un tejido fibroso que no tiene la elasticidad del tejido muscular y tiene tendencia a retraerse, de forma que el músculo se acorta y provoca que la cabeza se ladee.
Este cambio de fibras está provocado por unas lesiones que se producen cuando el feto está todavía en el útero de la madre. El tratamiento adecuado es la fisioterapia o rehabilitación: unos ejercicios de estiramiento realizados por personal especializado que permiten al niño recuperar la normalidad en pocas semanas.

Categoría: El bebe  Tags:
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>